Junio de 2017

  Antecedentes

  Los primeros profesionales -ingenieros arquitectos y diseñadores- en reconocer la potencialidad de trabajar en un ambiente digital, comenzaron a solicitar el desarrollo de programas de diseño con los que pudieran calcular, simplificar y eficientar su labor. Las primeras industrias en aplicar estos programas son la espacial, la aeronáutica, la automotriz y la electrónica.

  Aprovechando el desarrollo de las micro-computadoras y la simplificación de los lemguajes de programación, el alcance de estas herramientas estuvo al alcance de pequeñas empresas y profesionales, abriendo una gran oportunidad de negocios para los programadores.

  Esto sucede en la década de los sesentas y para el año 1985 se encuentran disponibles en el merado más de 35 sistemas comerciales. Sin embargo en nuestros países solamente se popularizan un par de productos debido a diversas razones entre las cuales no excluimos el dumping, el licenciamiento ilegal -consciente o no- y el poder de la mercadotecnia.

 

  Aplicaciones CAD

  El producto más renombrado en América Latina es Autocad 10 con el cual es posible trazar planos para las industrias de la construcción y de mecánica industrial que ven eficientar sus procesos gracias a que no había error que no pudiera ser corregido rápidamente y llevarlo al papel.

  El CAD viene a ayudar en el trabajo de trazado a mano de líneas con materiales especiales -lápices, plumas y papel- que consume el 80% del tiempo de diseño y dibujo. Por ello pronto se convierte en un estándar en las industrias, sin embargo su elevado precio se desarrollan versiones más económicas y limitadas dirigidas a las pequeñas empresas.

  El éxito de estos productos impulsa una industria nueva que sueña con llegar a los grandes consumidores: la informática y sus interfaces. Así que se desarrollan impresoras de gran formato, lápices ópticos, escáneres y tabletas digitalizadoras. Con todo este equipo los proyectistas aprenden rápidamente a explotar sus características.

  Con la aparición de competidores con productos que tienen capacidades de trabajar más fácilmente en tres dimensiones como DesignCAD y otros, se desarrollan funciones cada vez más avanzadas pero manteniendo el concepto de trabajar a base de líneas de construcción en dos dimensiones (2D).

  Así mismo la aparición de aplicaciones especializadas como Archicad para arquitectos, Solidworks para diseñadores mecánicos y otros para decoradores, ingenieros civiles, etc. Autocad decide sacar versiones especiales para varias especialidades, basado en su mismo principio de trabajo.

  Comparativamente los sistemas CAD que trabajan con tres dimensiones (3D) lo hacen automatizando funciones 2D para que generen líneas que forman planos u objetos, es decir aunque siguen siendo construcciones lineales, ciertas combinaciones de líneas se comportan como objetos que tienen propiedades 3D.

  Debido a los altos precios de estos productos, apareció tardíamente una oferta apropiada para el mercado de usuarios con limitados recursos económicos. Decimos que tardíamente porque los sistemas líderes ya estaban evolucionando al 3D y haciendo realidad virtual. Actualmente estas opciones son totalmente compatibles con casi todos los sistemas CAD a un costo muy bajo.

 

  Aplicaciones 3D

  Con el desarrollo de facilidades para representar imágenes con volumen se desarrolla un mercado de aplicaciones que pretende hacer realistas los objetos que se muestran en volúmen, pues debido a que pueden moverse en el espacio virtual el deseo de cualquier diseñador es mostrar imágenes con formas y materiales reales.

  Las industrias del cine y la televisión son las que demandan este tipo de soluciones, pues las posibilidades de representar una especie de vida artificial resulta muy tentadora para la audiencia. De ese modo se van especializando los sistemas para elaborar escenarios, animación y a la mitad de ambos, las imágenes realistas para arquitectura, la cual de inmediato adopta como una técnica propia de representación: infografía, render o realidad virtual (Vr).

  Para esta finalidad aparecen en los años noventa sistemas como Rihno, Maya y SketchUp, que permiten iniciar con un sólido virtual que se puede deformar libremente para obtener una forma nueva, de manera muy semejante al proceso creativo de diseño.

  De manera paralela se desarrollan sistemas que aprovechando el volumen generado por algún programa CAD en 3D, producen los detalles de los acabados, materiales y efectos especiales tales como sombras, iluminación y reflejos, efectos del clima, etc. como 3D Studio, Artlantis, Maxwell y Cinema 4D.

 

  Aplicaciones BIM

  El desarrollo más reciente es la industria de software BIM, especialmente desarrollada para la industria de la construcción y que aprovechando los avances de la tecnología CAD y 3D, permite crear objetos tridimensionales con funciones de sombreado y texturas adicionando información valiosa para la edificación, como dimensiones, especificaciones, características de elementos, detalles y plantas que se modifican de acuerdo a los cambios que se va haciendo la propuesta de diseño al modelo 3D.

  De este punto parten diversas visiones sobre la manera que debe trabajar un sistema de esta naturaleza pues con todas las posibilidades de llevar información correcta desde el concepto hasta la ejecución, se advierte la necesidad de compartir la información con diversas personas, especialistas e interesados de la manera más simple, efectiva y compatible.

  Entrando al detalle de estos puntos debemos enfatizar su importancia, pues son estos los que harán la diferencia entre una buena solución y un dolor de cabeza:

  compartir la información de manera simple significa no tener que estar enviando y recibiendo enormes archivos de información (necesaria en las aplicaciones BIM) que demanda costosos requisitos de hardware, mucha seguridad al enviar y recibir, y tener el registro de correcciones de cada participante de la manera más rápida.

  tener trabajando a varios colaboradores en un archivo no es sencillo para los sistemas computacionales, pues se requiere que todos estén conectados y el archivo disponible para todos, sin embargo además no debe haber posibilidades de que alguien trabaje sobre lo que otro ya haya trabajado o esté trabajando en ese momento, lo que puede causar imprecisiones y confusión para los demás, igualmente es indudable que un usuario no puede estar esperando que otro termine para continuar el trabajo.

  finalmente la historia que mostramos ayuda a comprender por qué hay tanta importancia de que los sistemas se comuniquen unos con otros, pues la variedad de plataformas, lenguajes de programación y formatos de archivo son un gran problema cuando debemos compartir información con especialistas que manejan otras aplicaciones o que se encuentran en otro país, que a estas alturas no piensan en perder tiempo con los antiguos procesos de conversión, importación / exportación y la consecuente pérdida de datos que implica.

 

  Conclusiones

  Las aplicaciones CAD sirven para hacer dibujos de manera eficiente y para intercambio de datos gráficos por la “estandarización” de los sistemas en nuestro medio, pero nada más, cualquier cosa que se desee hacer con ellos es factible, pero el tiempo y esfuerzo que implica no es una alternativa en estos momentos en que la información debe viajar miles de kilómetros para encontrar detalles que impidan la correcta ejecución de la construcción.

  Las aplicaciones 3D resultan muy llamativas para los profesionales más jóvenes pues tienen la combinación ideal entre placer y expresividad o dicho de otro modo, es parecido a un videojuego con gran dosis de creatividad. Sin embargo no muestra detalles y dimensiones que pueden ser cruciales para llevar a cabo la idea del proyecto, especialmente cuando se requiere del análisis estructural y de la proporción de los espacios interiores.

  Los sistemas BIM están siendo exigidos para la presentación de proyectos de obra en varios países pues está demostrada su eficacia para mantener la toda la información centralizada e inmediata, para comunicar situaciones incorrectas desde diversos puntos de vista y mantener registrad la información para futuros proyectos o cambios. Pero la enorme inversión que ello representa pone en dificultades a las empresas de nuestros países.

  La recomendación de aplicaciones en este punto es bastante compleja pues no debe omitirse ninguno de los puntos anteriores, aunado al elevado costo de estas soluciones, no hace fácil seleccionarlas, aunque hay opciones como Revit Suite, Archicad, Bentley, Vico y otros, nuestra empresa antepone las necesidades de los clientes a nuestros intereses, ha seleccionado a Nemetchek, fabricante de Allplan y Vectowroks productos poco difundidos que cumplen con todas las características que mencionamos, especialmente con el aspecto económico y financiero.

  En el caso de soluciones BIM para ingeniería civil, menos conocidos por ser especializados para análisis estructural, todos cumplen en esencia las necesidades de la ingeniería: Cype, Dlubal, Tekla, Staad, Scia, Midas y otros. Su valoración ha de ser en términos de alcances, disponibilidad de soporte, facilidad de uso y requisitos de instalación. Pero siempre es saludable conocer la eficiencia en la interconexión con las aplicaciones BIM de diseño.

 

  Consulte nuestro sitio web

 

IWA Consultores